El Juicio rápido más lento del mundo

En un principio nuestro procedimiento penal, por aquello de las garantías, era un procedimiento sumario ordinario donde las diligencias más importantes se realizan por duplicado, pero aquello se vió que ralentizaba mucho las fases de instrucción e intermedia, y se inventó el procedimiento abreviado para todos los delitos con penas privativas de libertad no superiores a nueve años y el sumario en el resto: ¡la solución! gritaron algunos;

Pero el tiempo trunco aquellas espectativas de agilización y se inventaron los juicios rápidos y después las faltas inmediatas, pero tampoco solucionaron el colapso, por lo que como dijera en su día un gran maestro “enseguida tendremos los juicios instantaneos” y después y directamente y sin rubor los “juicios sin garantías” (para aquellos delincuentes que no las necesiten)

Anoche sonó el teléfono a las dos de la mañana, era la policía que tenía un detenido por un presunto delito de violencia de género que nos emplazaba a asistirle a las siete de la mañana; mandato que cumplimos escrupulosamente, para pasar después a disposición judicial.

Nos las prometíamos muy felices, respecto al tiempo, al haber manifestado la perjudicada en sede policial no querer manifestar nada, sin embargo, el jucio rápido se complicó sobre manera en presencia de Su Señoría cuando lo que empezó a verse tras las declaraciones de unos y otros era, no una disputa familiar, sino una batalla campal entre todos los integrantes de la familia, excepto una niñita de tres meses que debió observar atónita tan dantesco espectáculo familiar.

Así entre declaraciones de víctimas, testigos, perjudicados, informes del  médico forense, comparecencias, actas guiadas, cruces de acusaciones y de escritos de acusación y los pertinentes de las defensas, que a su vez éramos acusaciones, autos acordando medidas, autos denegando medidas, notificicaciones, citaciones a juicio y, finalmente, auto de libertad provisional, hemos terminado el rápido “juicio rápido” hacia las seis de la tarde.

En el penal va a ser de escándalo. ¿Para cuando la mediación penal para adultos? (sobre todo en temas de violencia doméstica).

Anuncios

Acerca de martinezsanmacario

Abogado especializado en Derecho Penal y Penitenciario. Compatibilizo el ejercicio profesional con la docencia como Pofesor de Informática Jurídica en la Facultad de Derecho de la Universidad de Alcalá.
Esta entrada fue publicada en Derecho penal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s